Search This Blog

Loading...

Wednesday, October 1, 2014

Quítale la cáscara a las frutas y otros mitos ¡derribados!



Firmes como la cáscara que las recubre, así envuelven a las frutas muchas creencias (falsas y verdaderas). Aquí te revelamos algunas que deberías conocer.

• Los zumos de fruta deben consumirse inmediatamente después de exprimirlos.
VERDADERO. El calor, la luz y el oxígeno son los principales destructores de las vitaminas en las frutas, por lo que debes consumirlos inmediatamente, recomienda la red de investigación universitaria Extension.
• Orgánico siempre es más nutritivo.
NO PRECISAMENTE. No ha sido probado que las frutas orgánicas sean más nutritivas que las cultivadas tradicionalmente, según el portal de nutrición Fruits & Veggies More Matters. Lo que sí es cierto es que las frutas cultivadas de manera regular pueden conservar cierto nivel de pesticidas. Sin embargo, el sitio mencionado remarca que los beneficios de consumir frutas y vegetales son mayores que el riesgo que puedan implicar bajos niveles de pesticidas. Eso sí, es vital enjuagarlas con agua antes de consumirlas.

•    El azúcar presente en las frutas puede ser perjudicial.

FALSO. Este azúcar es diferente al azúcar agregado, que carece de los beneficios saludables presentes naturalmente en la fruta, como fenoles (cuyos poderes antioxidantes podrían protegerte de enfermedades y otros efectos de los radicales libres), fibra, vitaminas y minerales, indica el portal antes señalado.

• Procesar las frutas remueve los nutrientes.

FALSO. Cualquier forma en la que decidas comer tu fruta (fresca, deshidratada, congelada o enlatada) es buena para ti,  porque está llena de nutrientes esenciales que necesitas. De acuerdo con dicho sitio, la pérdida de nutrientes producida tanto por el enlatado como por el congelado, son mínimas. De hecho, señala, estas variedades podrían a veces incrementar los valores nutricionales de la fruta.

• El zumo de naranja puede ser un aliado para combatir la gripe.

CIERTO. Esta bebida es rica en vitamina C y ácido fólico, que pueden contribuir a fortalecer el sistema inmunológico y ayudar a recuperarte de la enfermedad, explica el portal de bienestar WebMD. Además, la vitamina C podría contribuir a reducir la frecuencia de resfriados y gripe.

• La sandía no es muy nutritiva porque contiene casi únicamente agua y azúcar.


En trozos o en jugo, es deliciosa / Foto: Thinkstock 
En trozos o en jugo, es deliciosa / Foto: Thinkstock
 
FALSO. La sandía está compuesta en un 92% por agua, pero es considerada una fruta con un gran poder nutricional pues provee una extensa cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes ¡y muy pocas calorías! Tal como señala el portal de noticias de salud Medical News Today, una taza de esta fruta puede aportar hasta 17% de vitamina A, 21% de vitamina C, 2% de hierro y 1% de calcio, con base en los valores nutricionales requeridos diariamente. Además, contiene tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B-6, folato, ácido pantoténico, magnesio, fósforo, potasio, zinc y licopeno, entre otros.

• No necesito lavar las frutas si voy a pelarlas.
FALSO. Las bacterias pueden transferirse fácilmente desde la cáscara hacia el interior de la fruta a través del cuchillo o de tus dedos, así que es clave que las laves aunque luego vayas a pelarla, advierte el portal gubernamental de seguridad alimentaria de EEUU, Food Safety.

Fuente: https://es-us.mujer.yahoo.com/blogs/vida-sana/quitale-la-cascara-a-las-frutas-y-otros-mitos-derribados-221334747.html

No comments :

Post a Comment